¿Probióticos para niños? Conoce todos sus beneficios

probioticos para niños beneficios

Los probióticos para niños son el mejor aliado para mantener sus defensas fuertes.

Previenen contagios e infecciones y refuerzan la microbiota.

Desde que los niños nacen hasta los 2 primeros años de vida, el desarrollo de su microbiota es lo más importante para evitar enfermedades crónicas en el futuro.

Hay factores que influyen en el correcto equilibrio de la microbiota, como la dieta, la forma de dar a luz y el uso de antibióticos.

Por eso es importante cuidar su buen estado con el consumo de probióticos.

Los probióticos son bacterias buenas vivas cuyo objetivo es proporcionar beneficios para la salud, principalmente en el sistema digestivo.

Cada vez son más populares, ya que investigaciones recientes demuestran que las bacterias intestinales desempeñan un papel importante en la salud general.

 La Dra. Rinarani Sanhavi, directora de Neurogastroenterología y Motilidad Gastrointestinal de Children's Health℠ afirma: "Las investigaciones han demostrado que estas bacterias se comunican con el cerebro y nuestro sistema inmunitario, además de desempeñar un papel importante en el desarrollo cerebral, la cognición y el estado de ánimo.

 Dar probióticos a nuestros hijos tiene muchos beneficios para la salud.

 

¿Cuáles son los beneficios de dar probióticos a los niños? 

Los pediatras utilizan cada vez más el refuerzo de las defensas de los niños con probióticos, sobre todo para los problemas gastrointestinales. Son muy útiles para reducir la gravedad y la duración de la diarrea.

 Los probióticos también ayudan al buen funcionamiento del organismo de los niños, a tratar las alergias, a cuidar la piel y a mejorar el sistema inmunitario.

 

¿Qué probióticos son más beneficiosos para los niños? 

El Lactobacillus Rhamnosus por excelencia es ideal para los niños, ya que se encuentra de forma natural en la leche materna y su organismo está preparado para acoger esta bacteria.

Los beneficios que el Lactobacillus Rhamnosus ofrece a los niños desde el nacimiento es principalmente modular la respuesta del sistema inmunitario, por lo que protege a los pequeños de las alergias.

También regula su digestión para evitar cólicos, estreñimiento o diarrea.

Y lo más importante, refuerza su sistema inmunitario para evitar enfermedades o contagios, principalmente cuando entran en contacto con otros niños y por primera vez con bacterias desconocidas. 

Otro gran aliado es el Streptococcus Thermophillus ya que tiene la capacidad de frenar la diarrea porque consigue reequilibrar rápidamente la microbiota.

 Y por último el lactobacillus Bulgaricus que ayuda a digerir mejor los alimentos y las grasas, reduciendo así la intolerancia a la lactosa.

 

 ¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de elegir un probiótico para niños? 

Elegir la cepa adecuada.

Recuerda que existen muchos tipos diferentes de bacterias y cada una se dedica a cumplir funciones específicas, por eso los probióticos sólo pueden ayudar si contienen las cepas de bacterias adecuadas, de lo contrario pueden no tener ningún efecto.

 

Probado científicamente

Elige un probiótico cuya cepa esté avalada científicamente para ofrecer calidad, rigor y seguridad.

Debe contar con certificaciones internacionales que garanticen que no contiene sustancias nocivas.

 

Medio o presentación

Cuando piense en dar probióticos a los niños, asegúrese de que no les resulta difícil consumirlos. Y garantizar la supervivencia del probiótico.

Una opción para los niños pueden ser las gomitas, aunque en este medio los probióticos tienen que ser modificados y tardan más en empezar a hacer su trabajo, además al querer ayudar a nuestros hijos también les estamos dando colorantes artificiales y azúcares añadidos.

La mejor opción es el Biogel, ya que simula una gelatina de delicioso sabor sin colorantes artificiales ni azúcares añadidos. El Biogel mantiene los probióticos vivos y activos, logrando su función desde las primeras 24 horas de su consumo.

 

Barriguitas felices, niños felices

 Si buscas un probiótico con todas estas características, estás en el lugar adecuado. En PAVIA la presentación de nuestros probióticos es en Biogel por lo que todos nuestros productos están certificados por la Cologne List Alemania como producto libre de sustancias dopantes.  Adicionados con Inulina de Agave como prebiótico y nutrientes que potencializan sus funciones.

 Para los niños contamos con el FreeTx especial para niños que puede ser consumido a partir de los primeros 6 meses de vida. La cepa probiótica que contiene es Lactobacillus rhamnosus y Streptococcus Termophillus con un delicioso sabor a manzana verde.

Y OM3 contiene Lactobacillus Bulgaricus y Lactobacillus Rhamnosus adicionado con omega3, esta combinación también ayuda al correcto desarrollo mental de los niños y a mejorar su concentración para un mejor aprendizaje. Tiene un delicioso sabor a mango.

 Protege a los más pequeños de la casa con la mejor tecnología en probióticos, ¡Pídelos YA!  

Consume los mejores probióticos de la más alta calidad y tecnología.

Comprar AHORA