ANTIBIÓTICOS vs PROBIÓTICOS.

la importancia de consumir probióticos después de el uso de antibióticos

Los antibióticos son medicamentos que actúan sobre las bacterias destruyéndolas, sin discriminar si estas son buenas o malas para el organismo. 

 

 

La flora microbiana (microbiota) participa fundamentalmente en la inmunidad y en los procesos digestivos. Por este motivo, cuando tomamos antibióticos, estamos alterando la microbiota, disminuyendo la inmunidad y facilitando posteriores recaídas infecciosas. 

A nivel digestivo estas alteraciones se manifiestan con acidez, inflamación, diarrea, estreñimiento, disminución de la absorción de nutrientes, incluso la pérdida de apetito sobre todo en los niños.

 

 En la mucosa oral, esofágica o vaginal, al desaparecer parte de la flora microbiana protectora, pueden aparecer hongos, frecuentemente cándidas. 

Para prevenir todas estas complicaciones se aconseja consumir probióticos durante y después de la toma del antibiótico con el objetivo de reparar la destrucción que produce la medicación.

 

 Es importante saber que los probióticos tienen una acción eficaz mientras se toman, pero que al final, después del tratamiento, nuestra microbiota es el resultado de nuestra alimentación y que de ella dependerá su salud y la dificultad que puedan encontrar las bacterias patógenas para instalarse o reproducirse. 

No olvidemos que la verdadera causa de la infección no es el microorganismo que la produce, sino el terreno que hace posible su crecimiento y multiplicación.

Por eso el consumo constante de probióticos, no solo después de un tratamiento médico, apoya a mantener un sistema inmunológico adecuado y evitar infecciones no deseadas.

Consume los mejores probióticos de la más alta calidad y tecnología.

Comprar AHORA